Comentarios de Retazos y puntadas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

¿La flexibilidad es necesaria para difundir la Buena Nueva?



En nuestra primera lectura de hoy, San Pablo nos muestra la importancia de la flexibilidad. Él tenía una mente cerrada en su compromiso de difundir la Buena Nueva pero era de mente abierta acerca de cómo hacerlo.

Después de 2000 años de normas, reglas y leyes del Canon, es fácil olvidar que hay realmente espacio para la flexibilidad. O quizás tenemos miedo del cambio y la adaptación, porque interpretamos la "flexibilidad" como una puerta abierta a los caminos del mundo - pero ese no es el tipo de flexibilidad que Pablo promovió.

Pablo mantuvo una estricta obediencia a los mandamientos de Dios y abrazó a su obligación de predicar el Evangelio, sin embargo, él permaneció flexible en la forma que él lo predicó. Su llamado es nuestro llamado también: Nosotros todos deberíamos estar corriendo con pasión por el premio eterno que se da a los ganadores en la carrera contra el mal. Y para derrotar el mal, tenemos que ser flexibles para que podamos saltar sus obstáculos.

Un ejemplo de la flexibilidad Paulina es la forma en que predicaba sin cobrar. Jesús dijo que los siervos de Dios deben ser pagados (ver Lucas 10: 7; Pablo reconoció esto dos líneas por encima de la lectura de hoy, en el versículo 14). ¿Significa esto que estaba desobedeciendo a Cristo? Por supuesto que no, Pablo optó por obedecer la orden más alta de hacerse "esclavo de todos".

Y al adherirse a "todas las cosas para todos para salvar por lo menos algunos", conoció a la gente donde estaban, compartió las Buenas Nuevas con ellos de maneras que ellos podían entender.

Podemos hacer lo mismo en nuestra vida cotidiana mediante la aceptación de los demás como son, en lugar de esperar que se adhieran a todas las reglas de Iglesia antes de enseñarles cómo encontrar y abrazar a Jesús en esas reglas. No ayudamos a nadie cuando los condenamos por lo que están haciendo mal, pero ayudamos a algunos cuando les invitamos a crecer a un ritmo que no los aleje.

Las personas sólo son responsables de sus pecados cuando saben que están pecando y eligen libremente desobedecer de todas formas. Nosotros, por el contrario, después de haber aprendido la verdad somos responsables por el amor y el conocimiento  que no somos capaces de darles.

Como dice Jesús en el Evangelio de hoy, estamos siendo hipócritas, quejándonos sobre la paja de su responsabilidad a la vez que un enorme tronco de nuestra propia rendición de cuentas se está atascando nuestra visión y nos ciega a la misericordia que Dios está con flexibilidad ofreciéndonos. 

NOTA DE PUNTADAS CATOLICAS:
Generalmente estoy de acuerdo en la manera en que Terry opina y se expresa, me gustan sus reflexiones por éso las comparto. Sin embargo, algunas veces como en ésta, creo necesario hacer alguna observación que considero adecuada:

La flexibilidad puede hacernos caer fácilmente en la relatividad que mencionó tantas veces el Papa Benedicto XVI y ha mencionado el Papa Francisco (las dos referencias papales más cercanas que conozco desde mi propia conversión o regreso a casa)

Decir que alguien se mantiene  cerrado y abierto al mismo tiempo, no suena algo lógico. O se es negro o se es blanco, no se puede ser dos cosas al mismo tiempo.

Tener una "mente cerrada" creo que se puede expresar mejor con tener la "mente CENTRADA" en Cristo.
Y tener la "mente abierta" a la manera en que se anuncia el Evangelio puede sonar a hacer algunas cosas que se ven en la actualidad y que no va con la Liturgia aprobada. He visto repartir la Eucaristía con un pan (en lugar de hostias) y una soda muy conocida (en lugar de vino) 
En aras de una "flexibilidad" en la manera de anunciar el Evangelio, puede caerse en la relatividad o sea el querer caer bien a todos, en lugar de ser "esclavo de todos" como dice Pablo.  O sea, servir a todos.
SERVIR A TODOS A CRISTO MISMO, haciendo de lado su propio criterio. O sea, predicar la palabra de Dios.
Hacerse pequeño, tratar de asemejarse a Jesús que se entrega a todos y por todos

San Pablo menciona la palabra LIBERTAD y en aras de su libertad, deniega su derecho a cobrar o sea,  en forma de alimento en la casa en la cual se queda en su ministerio, siguiendo las órdenes de Cristo de ir a predicar sin llevar sandalias, ni bolsa y quedarse en una misma casa y comer y beber lo que le sirvan.
Pablo menciona que si lo hiciera tal como le es ordenado, es porque es su gusto, pero como él anuncia el Evangelio a pesar suyo, porque es mandado, entonces tiene la libertad de no cobrar. 

San Pablo es un claro ejemplo de una persona convertida, que siente y es inspirada por el Espíritu Santo para evangelizar, y se lanza a ello con todo su ser. Sin embargo, debemos recordar que Pablo  (como todos los cristianos) pasó por distintas etapas. El venía del mundo "contrario" a Jesús, sus ideas a veces se contrapunteaban con la novedad del Evangelio. Debió ser difícil para él. Y lo menciona en su carta a los corintios.

La Biblia es inspirada por el Espíritu santo y escrita por hombres. Pablo era un hombre que dejó su personalidad en sus escritos, es decir, escribió con sus propias palabras el mensaje de Dios. Podemos seguir através de sus escritos, sus propias luchas y su propio descubrimiento y entrega a Dios. 

Existe una Liturgia establecida y debe seguirse siempre, a menos que sea algo excepcional como el caso de los sacerdotes que oficiaban sin ostias en un Centro Nazi  que eran muchas veces despojados de todo. Pablo nunca hizo nada contrario a lo que Cristo dijo. Tuvo diferencias con los discípulos, dado su carácter, pero siempre terminaba siguiendo los lineamientos establecidos por Cristo y el sucesor de Cristo.
Procuraba mantenerse en contacto con ellos, consultar con ellos.

La Iglesia no funcionaría sin Cristo a la cabeza y sin seguir los lineamientos establecidos. La obediencia es entrega de la libertad y se termina siendo esclavo de todos y por todos, a ejemplo de Jesús.

EL PRIMER MANDAMIENTO Y EL MAS IMPORTANTE según nos dijo Jesús es_
"AMAR A DIOS POR SOBRE  TODAS LAS COSAS y al prójimo como a uno mismo" 
Cuando una ama, se entrega por amor..
Reflexión de las Buenas Nuevas
Viernes de la 23ª semana del Tiempo Ordinario
12 de setiembre de 2014

Esta reflexión fue copiada con permiso de la autora, Terry Modica, y es utilizada bajo la responsabilidad de grupo católico Reflexiones para el Alma de Miami Fl. USA. Fue publicada por Ministerios de La Buena Nueva, http://gnm.org/ReflexionesDiarias/index.html,  registrada en el registro de propiedad literaria (c) 2013. Para obtener permiso para re enviar este o imprimirlo o copiarlo, vaya a Derechos de autor
© 2014  por Terry A. Módica 

Lecturas de hoy:
1 Corintos 9:16-19, 22b-27
Salmo 84:3-6, 12
Lucas 6:39-42
Diseño de Reflexiones para el alma

Like us on Facebook    Follow us on Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe por correo esta pagina

Seguidores