Comentarios de Retazos y puntadas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Alégrate y ve!!


Las lecturas de hoy, nos hablan de los primeros momentos después de la Resurrección de Jesús.
Las mujeres fueron las primeras en ir a la tumba de Jesús. Tal vez acudieron a orar por sus hijos como les había dicho en el Viacrucis Jesús a las mujeres piadosas, tal vez fueron a llorar ante la pérdida de aquél que había hecho tantos milagros.

Asi que cuando fueron a la tumba y encontraron el sepulcro vacío se alegraron e iban contentas. En el camino Jesús resucitado les salió y las mandó decir a los discípulos que los esperaba en Galilea. En otro Evangelio se menciona que una mujer fué a la tumba, vió la piedra movida y fué a decir a Pedro que el cuerpo había sido robado.

Yo puedo imaginar la conmoción: La primera mujer corriendo a avisar asustada, Pedro y Juan entrando al sepulcro sorprendidos. Mientras por otro rumbo llegan las mujeres que al ver la piedra removida, se alegraron y corrieron a avisar.

¿Puedes notar la diferencia? Una fué sóla y sacó por conclusión que el cuerpo había sido robado.

¿Qué había sucedido para que una se asustara y las otras no?
Un ángel (mensajero de Dios) les dijo que Jesús había resucitado.
Ellas se alejan alegres y en el camino les sale al paso Jesús y les dice que lleven un mensaje a los discípulos.

En un Evangelio se habla de una mujer sóla. En el otro, de tres mujeres. La fé, la esperanza y la caridad significadas en ellas. Van con fé y esperanza a la tumba por lo menos a tocarla. Y con caridad para perfumar el cuerpo.
De nada sirve la oración sin fé y caridad. De nada sirve la caridad sin fé y esperanza y de nada sirve la esperanza sin oración y caridad.

El Espíritu santo hace la diferencia. Sólo aquellas que lo escuchan son capaces de ver a Jesús. El ángel anunció a María el advenimiento de Cristo, El ángel anunció a los niños la presencia de la Virgen.

Los ángeles que significa "mensajero de Dios" anuncian con alegría a Cristo Jesús!!!

Alégrate, llena de Gracia!!! le dijo el ángel del Señor a la Virgen María
Alégrense!! les dijo Jesús a las mujeres cuando se les presentó.
Y corran a decirle a mis hermanos que los espero en Galilea.

Alégrate, mujer!!! Jesús ha resucitado!!! Corre a decirle a todos que los espera!!!

Ese mensaje es directo a las mujeres. Corre, mujer a decirle a tus hijos, a tu esposo, a tus padres y a todo el que puedas que Cristo los espera!!!

Las mujeres antes de Cristo eran tan buenas y piadosas, lloraban y se compadecían, pero no tenían voz que valiera, ni eran escuchadas. Acudieron a la tumba para poder orar y llorar seguramente, por aquél que había movido su mundo, llevadas por su dolor y sufrimiento como la mujer enferma que tocó el borde del manto de Jesús. Y la Gracia de Dios se hizo presente una vez más.

La oración abre el sepulcro en que tus hijos, tu esposo, tus seres queridos se encuentran. Como a las mujeres piadosas, no basta llorar, hay que orar, hay que anunciar, hay que "llevar el chisme" a otros, así como llevamos tantos chismes que no nos llevan a nada bueno.

Que nuestra boca que sirve para inventar y chismorrear, sirva también para anunciar la buena Nueva: Cristo ha resucitado!!!

En la primera lectura y en la segunda se menciona que los fariseos se encargaron de propalar la noticia de que Jesús no había resucitado, sino que su cuerpo había sido escondido por sus discípulos. Cosa que hasta la fecha contínua: hay muchos que se encargan de negar a Jesús, a pesar de ver sus obrar y milagros.


Salmo 15,1-2.5.7-8.9-10.11

 R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti
 Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; yo digo al Señor:
«Tú eres mi bien.»
 El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. R/.
 Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R/.
 Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R/.
 Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha. R/.

 Reflexiones de las Buenas Nuevas

Lunes de la Octava de Pascua
21 de abril 2014

Esta reflexión fue copiada con permiso de la autora, Terry Módica, y es utilizada bajo la responsabilidad de grupo católico Reflexiones para el Alma de Miami Fl. USA. Fue publicada por Ministerios de La Buena Nueva, http://gnm.org/ReflexionesDiarias/index.html, registrada en el registro de propiedad literaria (c) 2014.



Lecturas de hoy:
Hechos 2:14 , 22-33
Salmo 16:01 -2a , 5 , 7-11
Mateo 28:8-15
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe por correo esta pagina

Seguidores